El día que Emiliano predijo la guerra del Chaco y otras 9 curiosidades del poeta

    El poeta Emiliano R. Fernandez predijo la batalla de Parapití, al menos 8 años antes, en su impresionante canción "Che la Reina", donde se despedía de su amada Catalina, con promesas de reencuentro cuando pase la contienda. Otros detalles sorprendentes revela el grupo de estudiosos "emilianistas" entrevistado por Paraguayologìa.

    Poeta, soldado, patriota, cantor, guitarrero, aventurero, de fuerte carácter pero de corazón sensible; así describen a Emiliano R. Fernández (1894-1949) los que mantienen viva su memoria. Además de ser uno de los poetas más reconocidos de Paraguay, Emiliano también se presenta como un ser enigmático con un incomparable carisma.

    El investigador social Arnaldo Meza y el profesor concepcionero, Ramón Giménez, nos cuentan detalles y anécdotas de la vida y muerte de Emiliano. Ellos se consideran “emilianistas” y proyectan actividades culturales para mantener viva la memoria del poeta.

    Curiosidades

    1-La composición de su nombre: Su nombre completo es Emiliano Fernández Rivarola, pero él firmaba sus poemas anteponiendo la inicial del apellido materno, “R”, queriendo hacer mérito a su madre. Este solía decir “ÑANDE SY KO LA MÚNDOPE TUICHAVE OĨVA (La madre es lo más grande que existe en el mundo)”.

    Sin embargo, no se conoce el motivo de su nombre, ya que no nació en el día de ningún santo llamado Emiliano. Tampoco es nombre de ningún familiar suyo. El profesor Arnaldo Mezamenciona como algo curioso que en todos los documentos civiles su nombre aparece como Emiliano Fernández Rivarola. Sin embargo, en los documentos militares está como Emiliano Rivarola Fernández.

    2-Sus seudónimos: Algunos poemas los firmaba con su propio nombre, pero en otras ocasiones usaba pseudónimos. Algunos de ellos eran: Guyra Campana, Makagua Raido, Kurupi Saite, Médico Ju’ái, Kurupi Rodante, La Cautiva, entre otros.

    Foto de Emiliano con su ropa de militar.

    3-La disputa por su lugar de nacimiento: Existe una constante discusión entre pobladores de Concepción y Guarambaré, pues ambas ciudades se atribuyen el lugar de nacimiento del poeta. En vida, Emiliano nunca aclaró dónde nació. “Cuando se le consultaba, decía que era poeta nacido en todos los pueblos del Paraguay”, cuenta Arnaldo Meza.

    APARTE DE LOS VERSOS DE EMILIANO: Mirá las otras palabras tiernas del guaraní

    4-Le compuso una canción a su guitarra: La compañera y confidente en todas las aventuras de Emiliano fue su guitarra, a la que llamaba “Primavera”. También le compuso una canción denominada “CHE MBARAKAMÍPE”. En ella expresa que su instrumento musical es su consuelo en las negras noches de amargura.

    Manuscrito original de la poesía que escribió Emiliano a una sapuqueña llamada Otilia. Título: Mensajera de mi amor.

    5-Fue enterrado en un panteón ajeno: Cuando Emiliano murió, a los 55 años, su cuerpo no fue velado en su casa, sino en la de una amiga, Máxima Jara, menciona el profesor Arnaldo Meza. Pero la historia no termina ahí, pues en el entierro un cuidador del cementerio de la Recoleta le “prestó” la tumba de su mamá.

    PURA POESÍA: Los nombres favoritos en guaraní

    Meza recoge el relato de una mujer que afirmó haber sido testigo de cuando el hombre, Emilio Vitovill Wendell, encargado del cementerio alemán, sacó del panteón los huesos de su propia mamá para colocar los de Emiliano (entrevista ofrecida por la señora Teresa de Suárez a Radio Ñandutí, en 2016). En 2011, el cuerpo del poeta fue trasladado al Panteón de los Héroes.

    Foto de Emiliano tomada en Concepción. No hay datos de quienes aparecen con él.

    6-¿Hacía predicciones?: Algunos estudiosos de la vida de Emiliano aseguran que él, con su pluma, vaticinaba episodios como la Guerra del Chaco. Afirman que fue el que predijo que el Paraguay iría al campo de batalla, mediante su canción "Aháma che china" (“Che La Reina”), en donde se despide de su amada Catalina Gadea para ir a luchar y vengar la muerte del Tte. Rojas Silva. “Muchos años antes, con su pluma, vaticinó muchas cosas. En 1927 escribió: Che la Reina, aimero en Parapiti amoguahene nde apysape. Recién en 1935, 8 años después, el ejército llegó hasta Parapiti.

    APARTE DE LOS VERSOS ROMANTICOS EN GUARANÍ... Mirá los mejores ñe'enga sobre el amor

    A propósito de “Che la reina”, en donde Emiliano pedía a Catalina que lo esperase para continuar la relación, cuando él estaba en campo de batalla se enteró de que Catalina comenzó un noviazgo con otro hombre. Entonces, él le escribió una esquela que decía “A discreción nomás”.

    7- Preparación:Emiliano estudió solo hasta el 5to. Grado, pero sus conocimientos de la Lengua Castellana y Lengua Guaraní lo ubican entre los poetas más elocuentes del país. El profesor Meza señala que no fue un autodidacta, sino que tuvo muy buenos maestros.

    Los restos de Emiliano R. Fernández descansan en el Panteón de los Héroes.

    8- Fuente de inspiración: La fuente de inspiración de Emiliano casi siempre fueron las mujeres que, de alguna manera, tuvieron algo que ver en su vida. Entre ellas se encuentran: María Belén Lugo (su esposa), Zulmita León, Marciana de la Vega, Catalina Vallejos, Mercedes Rojas, Leandra Paredes, Dominga Jara, Otilia Riquelme, Eloísa Osorio, Catalina Gadea, entre otras. Su último poema dedicó a su enfermera, Facunda Velásquez.

    9- Motivo del atentado que sufrió: Nadie sabe a ciencia cierta cuál fue el motivo de la pelea en el bar en que lo mataron. Algunos señalan que fue por diferencias políticas, pero no existen documentos oficiales que describan el episodio exactamente. Nunca se atrapó al que le disparó. A él le dispararon el 3 de noviembre de 1948, en el almacén Caracolito de Loma Kavara (Asunción, inmediaciones del actual hospital Militar).

    RONDA DE TRAGOS: Más de 50 frases imperdibles entre amigos

    Los músicos Ricardo Pereira, Federico Esmerdel y Carlos Vera lo llevaron en camilla hasta el Hospital Militar Central. Allí estuvo algunos meses y, finalmente, murió el 15 de setiembre de 1949.

    10-Su última voluntad: Sus últimas palabras fueron dirigidas a su padre pidiéndole que coloque un ramo de jazmines en su tumba.

    Firma de Emiliano R. Fernández en su foja de servicio.

    La profetisa de Cerro Verde y otras historias

    - La profetisa: El profesor Arnaldo Meza relató a Paraguayología un hecho particular que tuvo lugar en 1930, en Sapucái. Apareció la "profetisa de Cerro Verde" que empezó a predicar. Profetizó la Primera Guerra Mundial, la Guerra del Chaco, entre otros acontecimientos. Emiliano, de paso por la ciudad, la conoció y le escribió el poema “Tupasy remimbou” (la enviada de la Virgen).

    Esto, Meza lo recapturó de los diarios de la época, en 1930. Le llamó la atención la poesía, buscó en diarios viejos y ahí encontró la historia ocurrida en Sapucai (actual departamento de Paraguarí). El caso de "María Epifania" también fue recogido por Augusto Roa Bastos en el capítulo VII de "Hijo de Hombre".

    ¿POR QUÉ ESTA FRASE?: "No trabajo los lunes porque soy de Carapeguá"

    - Su pluma mística:El personaje de Emiliano, que trascendió con el correr del tiempo, guarda mucha mística, pues alrededor suyo se formaron leyendas urbanas. Una de creencias es que él tenía el don de vaticinar lo que iba a ocurrir. “Muchos años antes, con su pluma, vaticinó muchas cosas. En 1927 escribió ‘Che la Reina’: Aimero en Parapiti amoguahene nde apysápe”. Ya sabía que el ejército en 1935 iba a llegar a Prapiti”, menciona el profesor Arnaldo.

    Foto del pa'i Ernesto Pérez Acosta, muy amigo de Emiliano.

    El interés del investigador hacia el poeta paraguayo nació cuando en un aniversario de fundación de su ciudad, Itauguá, quiso investigar sobre algún personaje no conocido del distrito. Así, tras mucho buscar, llegó hasta Celina Gaona, a quien Emiliano dedicó sus letras en la canción que lleva ese mismo nombre. Meza se enteró de que Celina atendía en un almacén ubicado en Mbocayaty del Norte, compañía de Itauguá. En esa zona encontró a unas primas ancianas de Celina, que le contaron la historia. Fue así que se interesó luego en la vida del músico.

    Los Emilianistas

    Hace 3 años, en Concepción, un grupo de amigos que tenían en común la admiración hacia el poeta paraguaya, Emiliano R. Fernández, decidieron unirse con una misión cultural de conservar y difundir las memorias de Emiliano.

    A VER SI SABÉS ESTO: ¿En qué se diferencia la pilarense de la guaireñita?

    Uno de sus integrantes, el profesor Ramón Giménez, docente jubilado y profesor universitario, contó que cada 15 días se reúnen para compartir vivencias y anécdotas de Emiliano, mientras escuchan sus canciones.

    “Es un grupo de amigos con una misión cultural e histórica. Todas las actividades que hacemos se basan en esos dos pilares. Iniciamos con Emiliano, él es el centro de nuestra acción. Hacemos tour a nivel local en lugares históricos y reivindicamos a Emiliano con su obra ‘Concepción jerére’. El 15 de setiembre del año pasado hicimos un festival”, explicó Giménez.

    Peregrinación que se hizo este año a Cerro Corá. Arnaldo Meza con el sacerdote Emiliano Fernández (homónimo) y Juan Carlos Sánchez (emilianista de Concepción).

    Son 10 los integrantes permanentes de este grupo, pero suele sumarse más gente. Ellos deciden de qué hablar y si hay algún proyecto que desarrollar. “Hablamos de Emiliano, escuchamos sus canciones, conversamos, tomamos algo. El encuentro dura una hora u hora y media”, agregó el concepcionero.

    Además, mantienen en un museo objetos que pertenecieron al músico, como su guitarra, sus letras, fotos y documentos.

    PEREGRINACIÓN

    Una de las principales actividades del grupo es la peregrinación a Cerro Corá, en donde recorren varias localidades, desde Concepción hasta llegar al sitio en donde murió el Mariscal López. El recorrido es acompañado con declamaciones y canciones de Emiliano; entre ellas “Marzo ko’eme”, “Kurusu”, “Primero de Marzo”.

    ÑE'ENGA PARA VIRALIZAR: ¿Qué dice el diputado tavy?

    Este recorrido es una réplica del que hizo Emiliano en 1931. “Esa peregrinación la encabezó Emiliano con otros concepcioneros. Fue invitado. Un hacendado muy famoso y rico puso 50 carretas a disposición de los ciudadanos para ir hasta Cerro Corá, a rendir homenaje al Mariscal López”, explicó el profesor Arnaldo Meza, quien también participó este año de la peregrinación.

    OTRAS ACTIVIDADES

    Para el 27 de noviembre, los emilianistas tenían planeado realizar un “Ñemongeta”, conversatorio sobre la vida y obra de Emiliano R. Fernández. Pero por motivos de la pandemia lo tuvieron que cancelar. Sin embargo, para el año que viene están planeando continuar la peregrinación hasta Cerro Corá y, si la situación mejora, hacer el conversatorio.

    Además, desean llevar a cabo un festival y recorrer los distritos dando charlas para hacer conocer más sobre las obras de Emiliano.

    INTERÉS

    A Ramón Giménez le nació el interés por Emiliano hace 35 años, cuando estaba en el colegio secundario. Contó que solía escuchar polca en la radio y le llamaban la atención los temas de Emiliano. Allí comenzó a investigar y, tiempo después, coleccionó obras musicales y textos de Emiliano. “Clasifiqué sus obras por temática, eso a su vez en facetas de él. Aproximadamente 1.000 obras analicé“, explicó. Esto lo plasmó en su libro “Facetas y remembranzas de Emiliano”.

    Profesor Arnaldo Meza con la guitarra original de Emiliano que tiene el señor Juan Carlos Sánchez.

    Su canción favorita es “Página rota”, mayor descargo de Emiliano en castellano. Entre las épicas, elige “13 Tuyutí” y “Guyra pepo ata”, que es una autodescripción en donde Emiliano declara tener absoluto miedo al avión. Lo escribió en campo de batalla.

    EMILIANO R. FERNANDEZ: SUS RAÍCES

    El padre de Emiliano fue Don Silvestre Fernández, quien nació en Acahay en 1856 y se destaca por haber participado de la Guerra contra la Triple Alianza desde los 13 años. Formó parte del regimiento 45 y luchó desde Acosta Ñu hasta Cerro Cora a las órdenes del Gral. Bernardino Caballero, siendo uno de los cuatro sobrevivientes de aquella unidad.

    Luego de 20 años, conoció a Doña Bernarda, nacida en 1872, en Bejarano (departamento de Recoleta-Asunción), quien más tarde sería madre de Emiliano.

    Joven Emiliano en 1916, a los 22 años.

    POLÉMICA SOBRE SU NACIMIENTO

    El poeta nació el 8 de agosto de 1894. Existen varias versiones acerca del lugar. Los concepcioneros aseguran que su ciudad natal es Concepción, mientras que los habitantes del área metropolitana señalan que es Guarambaré. Él nunca lo aclaró.

    SI VAS A TOMAR TERERÉ: Leé esto antes de cargar la guampa

    Emiliano R. Fernández amó al Paraguay en todos los aspectos. Además de haber sido un devoto del Mcal. López, le debemos la defensa del territorio chaqueño, donde fue herido dos veces y ascendido al grado de Teniente Segundo, en pleno campo de batalla, en Nanawa.

    Profesor Ramón Giménez y Arnaldo Meza (emilianistas).

    Siempre tuvo al Mcal. López como un héroe y lo nombraba como ejemplo para los jóvenes y soldados de la guerra del Chaco. Su admiración por él fue enorme, tanto que le dedicó algunas  poesías: “HUELLA HISTÓRICA”, “CERRO CORA”, “MCAL. FRANCISCO SOLANO LÓPEZ”, “PRIMERO DE MARZO”, “MARZO KO´EME”, “TETA REMBE´ÝPE”, “MCAL. KURUSÚPE”, “LOS NIETOS DE SOLANO LÓPEZ”.

    EMILIANO: FERVIENTE FRANQUISTA

    Emiliano R. Fernández apoyó las doctrinas del Partido Revolucionario Febrerista (PRF). Al culminar la Guerra de Chaco, participó de la Revolución del 17 de febrero de 1936, gracias a la cual Rafael Franco fue presidente. Quizá este haya sido el error de Emiliano para muchos, ya que sufrió persecuciones y exilios por los gobiernos liberales y colorados a consecuencia de su ideología. Fue un ferviente Franquista hasta su muerte. Cuando Rafael Franco asumió la presidencia, Emiliano escribió su “Catecismo Patriótico”.

    Monumento edificado en honor a Emiliano en Nanawa, Chaco.

    ESTE SÁBADO 28 DE NOVIEMBRE PUBLICAMOS: La historia de Emiliano y Belencita. ¡No te pierdas!

    Gabriela Báez

    Leer más publicaciones del autor.