Más de 23 frases paraguayas para afrontar las pequeñas y grandes dificultades

    Paraguay es el país más feliz del mundo, nos recuerdan cada tanto algunas encuestas internacionales. Felicidad es vy'apavê en guaraní. Seguramente por eso nuestros famosos ñe'enga (refranes paraguayos) convierten la muerte en risa, la fealdad en ventaja y la crisis más terrible en esperanza. Estas salidas ante las numerosas adversidades son increíbles.

    Somos, en suma, los hijos de los eternos buscadores de la tierra sin mal, tal como se patentiza desde el mismo saludo. "Iporâ, péicha pevéta mante" (está lindo, todo lo posible), "iporavê misa cantádagui" (más lindo que una misa con coro). También somos muy agradecidos y usamos mucho la expresión "aguyje" (gracias), "aguyje hetaite" (muchas gracias) o el superlativo "aguyjevete" (muchísimas gracias).

    Otra respuesta clásica cuando nos preguntan mba'e la porte (¿qué tal?) es: "javy'a ko mundo ape ári" (somos felices sobre la faz de esta tierra), "iporâve líndogui" (mejor que lindo) o bien "igusto kuete" (todo lo que da más gusto).  En el peor de los casos podríamos responder: "marâpa ñambo vaíta" (para qué vamos a ser pesimistas). Fieles a nuestra fama de la hospitalidad, diremos "tereguahê porâite" (seas bienvenido) o bien directamente cantaremos las clásicas estrofas de la canción: "Bienvenido hermano extranjero". Aquí, un resumen de nuestras actitudes en las frases más usadas:

    SOBRE LA SITUACIÓN ECONÓMICA

    1- Esperanza nahavêi.

    La esperanza no se enmohece.

    2- A mas que ivai iporâ aguî.

    Cuanto más feo está todo, más cerca está la bonanza.

    3- Ore mboriahu ryguatâ.

    Somos pobres pero bien alimentados.

    4- Ou jey vaerâ, he'i iména soguéva.

    Va a volver seguro, dice la que tiene marido pobre.

    ARTÍCULO RELACIONADO: "Todo va a estar mejor" arrasa en la pandemia

    5- Lo que importa es lo de adentro, he’i arriero sogue.

    El hombre pelado dirá: lo importante es lo de adentro.

    6- Che mboriahu, pero che delicado.

    Soy pobre, pero tengo gustos exquisitos.

    EL TEMA DE LA MUERTE

    7- Igusto jey rei, he'i igente mano hetáva.

    Al final dan ganas de reír, dice el que sufrió una desgracia con varios familiares fallecidos.

    8- Avy’a ha ndavy’ái, he’i iména manóva.

    La que acaba de enviudar dice: Estoy feliz y no tan feliz al mismo tiempo.

    9- Agante che gente manone avei, he’i velorio hágui oñemosê vaekue.

    El que fue echado de un velorio proclama: Ya verán cuando yo también tenga un pariente finado.

    COSAS DE PAREJAS

    10- Sombrero ha paladar ipyahu ajánte ñandestorva, upéi ñane mongaru.

    Los cuernos son como los dientes postizos: solo molestan al principio, pero a la larga nos dan de comer.

    TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE: Las 27 exageraciones más usadas por los paraguayos

    11- Orrendiguinte ndopái, he’i iména pirúva.

    La mujer que tiene marido flacuchento dirá: Es muy rendidor, por eso es que no se acaba.

    12- Pero ibuena, he'i hembireko vaíva.

    Pero es buena, dice el que tiene esposa fea.

    LO DEL ASPECTO FÍSICO

    13- Che vai pero che vistoso.

    Soy feo pero vistoso. Refrán clásico que crea una categoría especial de fealdad para minimizar la circunstancia de ser poco agraciado de aspecto.

    14- Nda’ipóri kuña vai, arriero pituánte.

    No existe mujer fea, solo hombre inútil.

    15- Arriero vai irrecurso heta.

    El hombre feo suele tener muchos recursos. De modo similar, otro refrán dice: "Arriero vai ichíka porâva" (el hombre feo suele tener novia linda).

    16- Tekove vai ndajeko hosâva.

    El hombre escasamente grácil suele vivir muchos años.

    TAMBIÉN PODRÍAS LEER: Los 20 mejores ñe'enga sobre el amor, los celos, ere eréa

    17- Mávaiko oimo'ata, he'i imemby vaíva.

    ¿Quién lo creería?, dice quien tiene un hijo feo.

    18- Iládopavoi, he'i hembireko kyráva.

    Tiene luego su lado, dice el que tiene una esposa gordita.

    COSAS DEL AZAR

    19- Ivaiva isuerteve.

    Los feos son más afortunados.

    20- Suerte ha okéva revi ndajajokóiva.

    La suerte es inatajable, igual que las ventosidades de una persona que está durmiendo.

    21- La suerte ndajagueronacéi, jagueroko'ente.

    No nacemos con suerte, pero sí amanecemos con suerte.

    22- Vai vai, suerte râicha.

    De mala calidad, como para tener suerte.

    23- Nderovasa porâite ra’e.

    Por lo visto te bendijo muy bien. Es una frase de recibimiento cuando alguien llega a la casa justo en el momento de la comida.

    OTRAS FRASES SORPRENDENTES

    El que cometió algún crimen podrá consolarse diciendo: “cárcel, arriero renda” (la cárcel es un lugar de hombres), del mismo modo que el crimen será "arriero rembiapo" (cosa de hombres). La obesidad será un valor, signo inequívoco de bienestar, por eso se escuchan elogios del tipo: “iplata heta ha ikyra guasu” (tiene mucha plata y es gordote). "Jaiko porâve coronel retirádogui" (vivimos mejor que esos coroneles retirados).

    Al saludarnos también resaltamos lo bien que está todo con el famoso ñe'enga: "Iporânguete, he'i kururu vendeha" (lo más lindo que hay, proclama el vendedor de sapos) Y veces también nos comparamos, aunque sea sarcásticamente con el millonario: "Rícoicha jaiko, ndajakevéi preocupacióngui" (vivimos como esos ricos: no dormimos más de la preocupación).

    Incluso la ignorancia tiene sus atenuantes para que no parezca tan grave en el decir cotidiano: "Tavy nañande jukái, ñandeguereko asýnte" (La ignorancia no nos mata, solo nos hace sufrir).

    Al mendigo le bautizamos como “tupâ mba’e jára” (el dueño de las cosas de Dios). Incluso en el caso de la cruel pérdida de un embarazo hay lugar para este comentario: “Ore favórpe, he’i imemby kuáva” (es a favor nuestro, dirá la que tuvo un aborto espontáneo). Al final, nada es demasiado grave en este mundo porque: "problema ha bigote ñandénte jajapo ñande jupe" (El problema y el bigote cada uno de nosotros se hace a sí mismo).

    Néstor Insaurralde

    Néstor Insaurralde

    Leer más publicaciones del autor.